Cuando se tiene una mascota es necesario el respeto, para que sea realmente agradable la experiencia, por lo que conocerás las formas en que se consigue que tu perro te respete. Es necesario que comprendas que el respeto se logra a través de un liderazgo sano basado en un adiestramiento positivo. No con golpes, gritos o castigos.

Demuéstrale quien es el líder

Para lograr que tu perro te respete es necesario que te vea como su líder, por naturaleza ellos viven en manadas en las que existe un líder al que siguen fielmente. Es por eso que apenas el perro entra en tu casa debes demostrarle que el líder eres tú, que eres quien manda y él debe obedecerte.

Cabe destacar que esto no lo lograrás de una manera arbitraria, porque no buscas que te tema solo buscas su respeto, así que darte a conocer con gritos, palos o pegarle no es la forma correcta de hacerlo.

Solo debes mostrarte enérgico y firme y al momento de corregirlo no debes ser agresivo ni mostrarte ansioso, si aplicas la técnica de golpes y gritos estarás formando un perro, agresivo, ansioso o miedoso. En la manada natural de los perros su líder es afectuoso, benévolo y muestra confianza en sí mismo, no es intimidante.

Formas de conseguir que tu perro te respete

Cuando no se establece bien el papel de líder en casa, el perro adopta este papel.

  • El perro deberá respetar los espacios de los amos, cuando se le permite dormir o estar en sitios privilegiados como la cama o el sillón se sentirá el líder.
  • Quien debe iniciar y marcar la rutina de juegos o salidas deberás ser tu no el perro.
  • Al momento de recibir las caricias debes llamarlo para que las recibas, de esta manera se le enseña que si quiere algo debe ganárselo.
  • Durante los paseos siempre debe ir detrás de ti, así tire de la correa para adelantarse, no debes permitirle la primera posición, esa es la del líder.
  • Al momento de llegar a casa, los saludarás cuando se encuentre sentado o tranquilo.
  • Es indispensable que coma siempre en su plato y después de ti, en la naturaleza el líder come primero, y el resto espera hasta que este quede totalmente lleno. Es por eso que debe respetar el comedor durante la comida.
  • Con órdenes básicas y precisas basadas en un adiestramiento positivo, lograrás demostrarle que debe obedecerte.
  • Una buena rutina de ejercicio hará que sea un perro más tranquilo y libere la agresividad o ansiedad, de esta manera será mucho más fácil de controlar y te respetará.
  • Determinar reglas, normas y límites de convivencia en tu hogar es muy importante, esta disciplina fomenta el respeto mutuo.
  • No es nada sano darle más atenciones o privilegios que a otros miembros de la casa, el perro debe comprender que la familia y amigos están en una escala superior y que también se les debe respetar. Cuando lo comprende se forma un perro sociable.

Poniendo en práctica todas estas sugerencias lograrás conseguir que tu perro te respete.